lunes, 11 de marzo de 2019

Cómo mejorar el desempeño de las entidades del Sector Público. A propósito de un reporte del Banco Mundial

Quienes trabajan en políticas públicas o gestión pública o suelen tener una preocupación constante por el desempeño de las entidades del Sector Público. Es decir, por el trabajo que desarrollan dichas entidades y su capacidad para cumplir los objetivos planteados, con eficacia y eficiencia. 

Conseguir mejoras en el desempeño es un objetivo que se suele mencionar como uno de los temas en los que un gobierno o una gestión deben priorizar. Sin embargo, cómo hacerlo, qué variables o factores mover, son la incógnita. No existe una receta ni una fórmula mágica. 

Por eso es interesante comentar un reciente reporte del Banco Mundial, denominado “Improving Public Sector performance through innovation and inter-agency coordination” (Disponible en: https://www.worldbank.org/en/topic/governance/publication/global-report-on-public-sector-performance)

Este estudio no parte de un marco teórico específico, tratando de contrastarlo con evidencia fáctica. Se trata más bien del estudio de casos de éxito (donde se ha conseguido mejorar el desempeño de entidades del Sector Público), de diversos países, incluyendo países en desarrollo. A partir de ello, se identifican factores comunes, que aparecen en dichos casos. 

viernes, 22 de febrero de 2019

El dolor de cabeza de los desastres naturales, la reconstrucción de la infraestructura pública y los seguros como remedio.

Una persona común, cuando quiere adquirir un activo importante (como un inmueble o un vehículo) puede actuar de tres maneras, para obtener los recursos que necesita: ahorra (o utiliza sus ahorros existentes), se endeuda (con un tercero) o, una mezcla de ambas.

La pérdida de ese activo por un evento ajeno, es un evento traumático (un shock) para las personas afectadas, porque por un lado, significa que nuestros ahorros se han perdido (o (mantenemos una deuda) y; por otro que ya no obtendremos los beneficios que pensábamos obtener con dicho activo (mayor bienestar, mayores ingresos o ahorros). En muchos casos, la pérdida de ese activo será irreparable, si la persona no tiene recursos para reemplazarlo. Además, esta pérdida puede cambiar la situación económica de una persona y su familia; llevándola a la pobreza o peor aún, anulando sus opciones de salir de ella.

Frente a ello, las personas tenemos la opción de tomar seguros contra daños. En un seguro, pagamos una cuota (llamada prima); a cambio de que un tercero (la compañía de seguros) asuma el costo económico del daño; si este se produce. Con un seguro asumimos un costo hoy, que resulta muy inferior al impacto dañino que podría suceder (en el futuro).

domingo, 17 de febrero de 2019

Yo nací en un mundo analógico!!!! (Parte 2)



A mediados de los 90’s las computadoras se empiezan a generalizar (fijas: en casas y oficias) y digital: diskettes y CD roms. Todo lo que estaba en cientos o miles de libros, en formato digital, en esos pequeños artefactos.

Luego, llega el correo electrónico y no mucho tiempo después, el internet (www: worldwide web). Esto cambió el mundo. Toda información, rápidamente disponible en nuestras computadoras, a través de páginas web.

Hoy, más de 20 años después tenemos mucho internet, que nos da acceso a páginas web, blogs, aplicaciones, redes sociales. Tenemos internet por todos lados (WIFI) y dispositivos para usarlo: tablets, ipads y smart phones. Mucha información y acceso instantáneo a ella.

¿Cómo explicar esto?

Creo que se puede explicar lo sucedido desde la teoría de redes, el cambio tecnológico y el desarrollo de las telecomunicaciones.

Los grupos humanos como redes. La interacción de las personas puede ser analizada desde la teoría de redes. Las personas se agrupan o nuclean en base a algún factor (familia, amistad, pertenencia a un grupo). Ese factor es elemento que los enlaza. Desde esa perspectiva, podemos decir que existe una red (ver gráfico).

miércoles, 13 de febrero de 2019

Yo nací en un mundo analógico!!! (parte 1)

Quienes son de mi generación (o sea, la generación X) hemos visto cambiar el mundo. Empezamos analógicos y hoy, vivimos en un mundo hiper digital. El cambio es radical, brutal. Por eso quisiera hacer una reseña en clave temporal, para ubicar y contrastar y tratar de entender, lo que vivimos hoy con las computadoras, el intenet y el mundo digital.

Mis primeros recuerdos sobre la información, sobre cómo adquirir información los tengo en la televisión y los periódicos impresos (qué curioso tener que hacer esa precisión, hoy, en un mundo digital). También, en la radio.

Recuerdo como era el mundo en los años 70’, mi niñez. Televisión en blanco y negro, que funcionada de 6 de la tarde a las 11 de la noche, con tres canales de televisión; uno de ellos estatal.

Mucha de la información que consumían las personas comunes y corrientes venía de los periódicos y las revistas, de periódicos que salían una vez al día (aunque mi abuelo alguna vez me dijo que antes habían dos ediciones diarias). Revistas que eran semanales, quincenales o mensuales.

En mi casa mi abuelo compraba todos los días el periódico ….. El Comercio. Con el aprendí a leer el diario todos los días. Alguna vez le pregunté por qué no compraba otros diarios y me dijo que El Comercio era el mejor, porque tenía muchos años en el mercado. Así era el consumidor en esa época.

La televisión tenía básicamente dibujos animados, series, telenovelas, el noticiario de la noche y luego, alguna serie o programa de lo que se llamaba “trasnoche”. Tengo en mi mente el día que el Ministro Silva Ruete anunció un paquetazo económico. Era el año 1978 o 1979. Apenas habló, mi papá salió volando a ponerle gasolina al auto. Así se adquiría información en los 70’s. Y pensar que muchos años después ..... terminaría trabajando para don Javier.

domingo, 27 de enero de 2019

Las ventanas rotas ….. “a la peruana”

Hace un tiempo “descubrí” la “teoría de las ventanas rotas”, la cual iba en línea con muchas de mis intuiciones y convicciones sobre el comportamiento de las personas en en el Perú y, su relación con el sistema jurídico y la acción del Estado (que son mis temas principales temas de estudio).

Esta teoría parte de un experimento hecho por psicólogos sociales, que a estas alturas, es harto conocido. Ellos colocaron dos autos de características similares, en dos barrios de características diferentes. Uno en un barrio pobre (Bronx, en Nueva York) y otro, en un barrio rico (Palo Alto, California). En 24 horas, el auto en el Bronx fue desmantelado y vandalizado completamente. En el de Palo Alto, no sucedió nada. Pero luego de una semana, los científicos sociales rompieron una luna de este auto. Al poco tiempo, dicho auto comenzó a ser vandalizado y sus piezas, robadas. Todo ello, en un barrio rico, con vecinos predominantemente blancos.

Qué conclusiones se sacaron de estos experimentos? Que los delitos -particularmente los de contenido patrimonial- no dependían de necesariamente de factores como la pobreza, la condición social o el origen étnico. El factor determinante parece ser la percepción que las personas tienen sobre efectividad del cumplimiento de las reglas que rigen a una sociedad (sistema jurídico). Si las personas violan una pequeña regla y no pasa nada, comenzarán cometer inconductas mayores ….. si ven que no sucede nada y así se desarrolla un espiral negativo (dicho sea de paso, esto es consistente con el postulado de persona oportunista que se plantea desde el AED).

Pero hay más. La acción de unos cuantos, ante la inacción frente al incumplimiento de las reglas, empieza a generar una convicción compartida, de que las reglas no son importantes y de que se pueden violar impunemente. Si lo viéramos desde la perspectiva de la teoría de juegos (del dilema del prisionero) podríamos decir que la conducta oportunista de cada uno, lleva a una situación negativa, donde todo el colectivo (la sociedad) se ve afectada.

viernes, 28 de diciembre de 2018

La irrupción del Corporate Compliance en nuestro sistema jurídico.

El denominado “Corporate Compliance” ha irrumpido en nuestro país, a partir del establecimiento de la denominada “responsabilidad administrativa de las personas jurídicas”; dado que constituye un mecanismo de exención de sanción que les sería aplicable.

La Ley N° 30424, modificada por el decreto legislativo N° 1312 y la Ley N° 30835 estableció la “responsabilidad administrativa” de las personas jurídicas por los delitos previstos en los artículos 384, 397, 397-A, 398 y 400 del Código Penal, en los artículos 1, 2, 3 y 4 del Decreto Legislativo 1106, Decreto Legislativo de lucha eficaz contra el Lavado de Activos y otros delitos relacionados a la minería ilegal y el crimen organizado y en el artículo 4-A del Decreto Ley 25475, Decreto Ley que establece la penalidad para los delitos de terrorismo.

Los delitos por los que puede ser responsable la persona jurídica son: 

jueves, 13 de diciembre de 2018

Obras por Impuestos .... un modelo para analizar.

En la gestión pública tradicional el desarrollo e implementación de una infraestructura (inversión pública) requiere que el Estado tenga previamente disponibilidad de recursos (obtenidos vía tributos o endeudamiento) y, además, que para su gasto se cumplan las disposiciones de una serie de sistemas administrativos: inversión pública, presupuesto y abastecimiento (contrataciones). Un estudio realizado el 2011 por Mayen Ugarte, María Inés Celle y Neride Sotomarino (CIES/GOVERNA) señalaba que dada la interacción establecida entre los sistemas administrativos, el desarrollo e implementación de la infraestructura podía demorar tres años …., en el mejor escenario. 

En este artículo no voy a referirme a los sistemas administrativos ni sobre su necesaria optimización. Voy a tratar el mecanismo denominado “Obras por Impuestos” (OXI), que –en mi opinión– aminora los problemas señalados y reduce los tiempos de desarrollo e implementación de la infraestructura.

El mecanismo OXI es una modalidad de ejecución de la inversión pública, donde una entidad privada ejecuta el proyecto, con sus propios recursos (financia con recursos privados). El valor (cantidad) destinado por la entidad privada en la ejecución del proyecto puede ser utilizado para efectos del pago del Impuesto a la Renta que corresponda a dicha entidad.