lunes, 15 de diciembre de 2014

Por la mejora del sistema jurídico: el análisis costo - beneficio

El sistema jurídico es por naturaleza normativo. Es una construcción del Estado que pretende tener un impacto –se supone positivo–  en la sociedad en la vida de las personas. El Estado Peruano podría mejorar sustancialmente el sistema jurídico, a través de una herramienta proveniente de la ciencia económica: el  Estudio de Impacto Regulatorio o Análisis Costo Beneficio de las normas.

Antes del establecimiento, adopción o implantación de normas debería llevarse a cabo un Estudio de Impacto Regulatorio, conocido también como Análisis Costo – Beneficio de las normas planteadas (mecanismo de análisis ex–ante).

Los países de la OECD han implementado lo que se conoce como “Regulatory Impact Analysis - RIA” (Estudio de Impacto Regulatorio). Este es un instrumento de análisis –ex ante– es decir previo a la dación de las leyes o de las normas en general . En nuestro medio, este tipo de análisis se denomina Análisis Costo Beneficio.

El RIA es un proceso de análisis sistemático, donde se evalúan los efectos esperados de diversas alternativas normativas (propuestas para resolver un problema social). Para la evaluación se pueden utilizar diferentes métodos de análisis, aunque el principal es el análisis costo/beneficio (análisis económico). 


En ese contexto, esta metodología busca determinar o elegir una alternativa normativa que maximice beneficios y minimice sus costos (sociales, no los privados). Luego de aplicado el RIA, los involucrados (legisladores, otras autoridades, funcionarios) obtienen un listado de alternativas normativas factibles de ejecución, ordenadas en función a su eficacia y eficiencia.

Para llevar a cabo el RIA o ACB, se deben desarrollar los siguientes pasos.

Paso 1. Establecer con claridad el problema que se quiere enfrentar. Determinar su naturaleza, sus posibles causas y los efectos que viene generando (daños o riesgos, por ejemplo).

Paso 2. Establecer claramente los objetivos que se quieren alcanzar, en relación al problema determinado.

Paso 3. Identificar las varias alternativas que podrían establecerse para enfrentar el problema identificado y alcanzar los objetivos establecidos. Establecer causalidades. Identificar los grupos que resultarían afectados (positiva o negativamente) por la medida normativa a adoptar.

Paso 4. Analizar los beneficios de cada una de las alternativas, así como sus costos (para la sociedad y para el Estado), incluyendo los costos de implementación o de “enforcement”. 

El RIA es un ejercicio de análisis predictivo, basado en un marco teórico. Esto quiere decir que el RIA pretende predecir los efectos que generarán las normas, sobre la base de lo que señala  alguna teoría sobre la conducta de las personas.

El análisis RIA puede ser cuantitativo o cualitativo, dependiendo de su complejidad y de la información disponible. Este análisis debe buscar la asignación de valores a los resultados obtenidos y su comparación a valor presente.

1 comentario:

  1. Hola Juan José, leí tu artículo y me surgieron algunas preguntas:

    1) Entiendo que un estudio de impacto regulatorio variará según la entidad de que se trate (ministerio, municipalidad, etc.), en tal sentido, cuáles son los límites de tal tipo de estudio con relación al Congreso de la República (son 130 congresistas los que eligen las "mejores" alternativas para el país, entre otros aspectos complejos).

    2) Qué grado de participación tienen en este análisis (ex ante) los destinatarios de las normas.

    3) Existen instrumentos de análisis similares que puedan aplicar los jueces, a fin de prever los efectos de sus decisiones???

    Saludos (y felices fiestas).

    Flavio Reátegui

    https://www.linkedin.com/pub/flavio-re%C3%A1tegui/a3/a80/b13

    ResponderEliminar